La canciller alemana, Angela Merkel, prometió que en este abril se van a dar “grandes pasos” en la campaña de vacunación contra la COVID

Angela Merkel aseguró que los cambios en la programación de la de AstraZeneca no alterarán progresos programados para la campaña de vacunación contra el COVID-19 en el mes de abril.

“El volumen de suministros está aumentando y tras la Semana Santa los médicos de cabecera se incorporarán a la campaña”, indicó la líder alemana, en un mensaje por video a sus compatriotas ante las próximas festividades.

En el mismo material, la mandataria pide se reduzcan “los contactos a mínimos” e insiste en el ruego de renunciar “a todo viaje que no sea realmente necesario”.

Merkel expresó su comprensión ante la “gran decepción” que significa para muchos esta segunda semana santa bajo el signo de la pandemia, tras meses de “grandes restricciones”.

La pandemia se está propagando demasiado, añade; el coronavirus inicial “está desapareciendo y en su lugar apareció una mutación más contagiosa, que nos lleva a decir que esta tercera ola es una nueva pandemia”.

Pero a diferencia de la situación de hace un año, afirma, ahora hay posibilidades para detectar contagios -vía PCR o los tests rápidos-, además de la vacuna, “factor clave en la lucha contra la pandemia”.

Merkel alude ahí a los progresos en la campaña de vacunación a partir de este abril, así como su reprogramación de la de AstraZeneca.

 

Suspensión de la Astra Zeneca a los menores de 60 años

El gobierno federal y los poderes regionales decidieron el pasado martes suspender de modo general la administración de la vacuna anglo-sueca a los menores de 60 años por recomendación de la Comisión Permanente de Vacunación y a tenor de una treintena de casos de trombosis detectados en personas de ese grupo -principalmente, mujeres-, 9 de las cuales fallecieron.

Esta cuestión ha agravado la desconfianza que desde el principio ha generado esa vacuna respecto a la de BioNTech-Pfizer, la primera autorizada en la Unión Europea (UE) e indicada para todas las edades.

La campaña de vacunación ha discurrido en Alemania con lentitud y problemas de logística. Hasta ahora han recibido la primera dosis 9,6 millones de ciudadanos, lo que representa un 11,6 % de la población; la segunda dosis les ha sido inyectada a 4,1 millones de ciudadanos, un 5% de la población.

Con información de EFE