La primera impresión es crucial, ya que como te ven te juzgan, es por eso que es indispensable ajustar la vestimenta a cada ocasión.

Si tienes una cita de trabajo y quieres salir victoriosa, aquí te enlistamos 10 consejos para que luzcas radiante:

1. Evita lo print si es posible

Elegir el color de tu ropa para una entrevista puede ser complicado. Nunca se sabe lo que podría irritar al entrevistador. Aún así, para estar más seguras, puedes elegir colores sólidos.

2. No uses colores demasiado llamativos

Ya sea la corbata, el blazer, la camisa etc, si es para una entrevista, tiene que ser de colores sobrios. Blanco, gris y azul son algunos de los colores preferidos para una entrevista.

3. El cabello

En una entrevista, tu cabello debe de estar peinado e impecable, no importa si decides llevarlo suelto o recogido.

4. Las uñas por supuesto que también son importantes

Recuerda, que las uñas reflejan el nivel de higiene personal, por lo tanto llévalas cortas y limpias con un manicure discreto, nada exagerado.

5. Que la ropa se ajuste bien a tu cuerpo

Muchas veces pedimos de emergencia algo prestado para la entrevista, y no está mal, pero asegúrate de que te quede bien.

6. Zapatos limpios

Trata de cargar en tu bolso toallitas húmedas, esto por si pasas por una calle sucia y se mancharon tus zapatos puedes limpiarlos, y no llegues a la entrevista con ellos sucios.

7. Joyería

Puedes usar anillos, collares, aretes o lo que gustes, siempre y cuando sea discreto, no lleves tantos accesorios para que no se vea demasiado cargado, tampoco uses joyería demasiado grande.

8. Perfume

Es válido usar perfume, pero poco que sea suave y agradable, para no llegar a molestar con el olor.

9. Maquillaje

Recuerda que menos es más, usa un maquillaje suave no tan retocado, recuerda que irás a una entrevista, no a una fiesta.

10. ¿Qué puedes llevar?

Puedes llevar una bolsa contigo. Pero todo lo que lleves debe verse con un propósito. También puedes llevar un maletín pequeño.