Quedarse en casa durante la contingencia por Covid-19, como lo recomiendan organizaciones e instituciones de salud para evitar su propagación, es una buena oportunidad para trabajar con la mente y la respiración y evitar la ansiedad y depresión.

Con el yoga, disciplina física y mental que se originó en la India, se puede mantener un estado de bienestar a través de la meditación. Se puede controlar el sistema nervioso autógeno a través de la respiración, modificando la frecuencia cardíaca y la presión arterial, ya que una respiración pausada y profunda ayuda a mantener la tranquilidad y el control sobre nuestro cuerpo.

La meditación no ayuda a mantener un estado de relajación, sino que también  a reconectarte contigo mismo.

Si quieres comenzar a trabajar en tu respiración, acuéstate en un lugar cómodo, cierra los ojos, respira y suelta el aire en un lapso de ocho segundos, repite esta acción 30 veces y sentirás cómo tu cuerpo se oxigena.

Realizando esta rutina en casa, además de relajarte, notarás cómo ocurren cosas químicamente, una vez que sientas esa vibración, puedes contener por 15 segundos tu respiración, de acuerdo con Javier Sors, director de Cryomx.

Para complementar tu momento de relación, recuerda que la alimentación saludable es tan importante como la meditación y la actividad física.