Cada decisión que tomes debe ser clara y contundente pues determinará el futuro de tu empresa y el de tus colaboradores

De acuerdo con el reporte del Emprendedor elaborado por Invent Capital, al menos 9 de cada 10 emprendedores considera que la pandemia traerá consecuencias para sus empresas. Ante este escenario, hoy más que nunca resulta necesario innovar para sobrevivir en el mercado.

Existe un conjunto de emprendimientos originales o disruptivos que pueden proveer soluciones y tecnologías para los desafíos de salud, sociales y productivos que seguiremos enfrentando en lo que resta de este año y seguramente en los siguientes.

Antes que nada, vale la pena señalar que la innovación no es sinónimo de librar los efectos de la crisis, sin embargo, este tipo de negocios sí pueden ser parte de la solución en el corto y mediano plazo, de manera que se pueda suavizar el shock y reducir las consecuencias negativas como la pérdida de empleos o la salida del mercado.

“Es momento de ser líder en lugar de jefe; es importante que te mantengas positivo y que esta actitud transmitas a tus empleados, siendo honesto y directo debes decir las cosas como son realmente, no trates de maquillarlas pero tampoco generes pánico entre tu equipo, recuerda que tú los puedes contagiar de una actitud positiva o negativa. Ser honesto y comunicar también evitará que se generen rumores y que se corra información falsa que puede dañar tu negocio”, apunta Gerardo Obregón, fundador y director general de Prestadero.com.

En este sentido, Obregón señaló que, tras la llegada de la “nueva normalidad”, es importante estar preparados para cualquier inconveniente que pueda presentarse y así evitar que “nos caiga como balde de agua fría el inesperado suceso”.

El paso fundamental, sea cual sea el giro de tu empresa, es hacer un plan de negocios (y nuestro plan de crisis). Entre más minucioso sea este documento, más certeza tendremos de que podemos mantener nuestro negocio andando. Toma en cuenta que cada decisión que tomes debe ser clara y contundente pues determinará el futuro de tu empresa y el de tus empleados.

¿Qué hacer si mi compañía no sobrevivió a la crisis?

En el caso de que tu compañía no haya sobrevivido, como emprendedora tu tarea será ponerles ojo a los sectores que mejor se estén desarrollando para empezar otra vez, no te cierres al área en la que estabas, atrévete a explorar nuevos mercados, recuerda que entre más versátil seas, tus posibilidades de éxito son mayores.

Prepárate para el presente y el futuro, estando al tanto de las novedades tecnológicas que podrías utilizar para reducir fricción con tus clientes, facilitar los pagos e incluso, mejorar la relación con ellos, un buen plan de marketing nunca está de más.