Estas son algunas recomendaciones para que la alimentación no sea un tema durante ese viaje de placer

Poco a poco el turismo se reactiva y algunas familias planean disfrutar de algún destino en la “nueva normalidad”. Para quienes viajan con bebés existen algunas recomendaciones que se suman a las medidas de salud y distancia, las cuales pueden ayudar a que el viaje sea más ameno y sin contratiempos.

En este sentido la alimentación es un tema fundamental, por eso te compartimos algunas recomendaciones para que no sea un tema durante ese viaje de placer:

  1. Planea: podríamos asegurar que esta recomendación es por excelencia la primordial. Nos permite evitar contratiempos y nos asegura un viaje placentero. Entre la planeación debe entrar las necesidades del bebé, qué tipo de utensilios, ropa, accesorios, debemos llevar con nosotros.
  2. Define el tipo de transporte en el que viajarán: dependiendo si es en avión o en auto, es importante que consideres la comodidad del bebé, en los primeros meses lo recomendable es que comiences con viajes cortos.
  3. Antes de partir alimenta al bebé: esto te dará algunas horas de tranquilidad y el bebé irá relajado y tranquilo. Asegúrate de tener el tiempo necesario para que la toma sea sin prisas.
  4. Biberón a bordo: si el viaje es largo considera las tomas de tu bebé y llévalas preparadas y junto a ti para el momento en el que se necesiten.
  5. Al viajar toma en cuenta que se deben cubrir las necesidades de todos los miembros de la familia incluido el bebé: alimentación, comodidad y seguridad. Ármate con lo necesario para cada una de ellas.

El mejor consejo es que el nuevo integrante de la familia se vaya adaptando al estilo de vida de sus padres y por supuesto que se puede viajar con los pequeños, para lograr que esta experiencia sea favorable es importante también ser pacientes y disfrutar cada momento con el bebé.

Fuente: Chicco