El fin de semana ya llegó y qué mejor que consentirnos con algo rico y dulce. Si lo tuyo es la combinación choco-menta, disfrutarás este cheesecake. Aquí lo que necesitas:

Ingredientes

Para la base:

  • 24 galletas de chocolate con relleno de crema blanca
  • ¼ de taza de mantequilla, derretida

Para el relleno:

  • 1 ¼ de taza de crema para batir
  • 230 g de queso crema
  • 1 ¼ de taza de azúcar
  • Colorante vegetal verde
  • ¾ de cdita. de extracto de vainilla
  • ¾ de cdita. de extracto de menta
  • 1 ½ tazas de chispas de chocolate amargo

 Preparación

 De la base:

  1. Tritura las galletas hasta tener una masa gruesa, agregar la mantequilla derretida y mezclar hasta tener una masa de textura suave y humectada.
  2. Forra un molde para hornear de 20 centímetros de diámetro con papel encerado y engrásalo con mantequilla. Vierte la masa de galleta para formar la base y presiona con una cuchara para que sea firme y refrigera por una hora.

Del relleno:

  1. Vierte la crema para batir en el bowl de tu batidora y monta la crema para batir.
  2. En otro bowl, vierte el queso crema a temperatura ambiente y bate a velocidad media/alta por 2 minutos, hasta acremar. Agrega el azúcar e incorpora, agrega lentamente dos a tres gotas de colorante vegetal, baja la velocidad de la batidora y bate hasta tener un color uniforme. Agrega el extracto de vainilla y el extracto de menta e integra a velocidad baja.
  3. Con una espátula, agrega la crema para batir en la mezcla de queso crema y mezcla con movimientos envolventes. Agrega 1 taza de chispas de chocolate y mezcla.
  4. Derrite ½ taza de chispas de chocolate y aparta. Puedes derretirlas a baño maría por 5 minutos o en tu microondas por 10 segundos a temperatura alta.
  5. Saca la base de galleta de tu refrigerador y vierte sobre ella la mezcla de queso crema y con ayuda de tu espátula aplana la parte superior para que quede uniforme. Vierte chocolate derretido encima y refrigera por 5 horas antes de servir.
Fuente: Lyncott