Finanzas es el área con más mujeres directivas en México. A nivel mundial es Recursos Humanos

México es el séptimo país a nivel global done más mujeres hay en puestos de alta dirección, así lo señala el informe anual “Mujeres en los Negocios” elaborado por Grant Thornton.

De acuerdo con el estudio, pese a la pandemia las mujeres en puestos de alta dirección rebasan el 31% a nivel mundial, en México la cifra es de 35%, posición que comparte con Turquía.

“La pandemia mundial impuso el trabajo a distancia y permitió que los empleadores se volvieran cada vez más flexibles sobre cómo, dónde y cuándo los empleados hacen su trabajo. De primer momento asumimos que se logró el hito del 30% de alta dirección para las mujeres, pero habrá que trabajar más en la igualdad de oportunidades laborales para ellas”, reflexionó Verónica Galindo, Socia de Auditoría de Salles Sainz Grant Thornton.

Filipinas tiene el primer puesto con 48%, Sudáfrica 43%, y la tercera posición la comparten India, Brasil y Vietnam con 39%. Siguen Alemania e Indonesia con 38%, Malasia tiene la quinta posición con 37%, el sexto lugar lo comparten Nigeria y Canadá con 36 por ciento. Por otro lado, Japón es la nación que menores posibilidades de ascenso brinda a mujeres líderes.

“Pasar del porcentaje del 30% de las mujeres en puestos de alta dirección a nivel mundial es un hito importante para las empresas, pero aún debe impulsarse mayor equidad en el ascenso laboral”, dijo Galindo.

En este estudio participaron 4 mil 972 líderes empresariales de 29 economías del mundo. Entre ellos se registraron 105 empresarios de México. En nuestro país, las direcciones ocupadas por mujeres presentan algunas diferencias: el 44% corresponde a jefas de finanzas, CEO 35%, directoras de Recursos Humanos 33%, directora de ventas 22%, marketing 18%, Oficial en Jefatura de Sistemas (CIO) 14%. Contraloría 6% y otros 7 por ciento.

En los últimos tres años las mujeres en puestos directivos fueron 25% en 2018, 28% en 2019 y 32% en 2020, lo que implicó igual resultado que el mostrado en promedio en América Latina, a excepción del 2019 donde el promedio regional fue dos puntos más en esta región.