¿Sabías que recibir la cantidad adecuada de vitamina D podría ayudarte a evitar estos padecimientos? 

La vitamina D es de suma importancia para llevar a cabo distintos procesos en nuestro organismo, así como para mantener nuestros husos sanos. Además de encontrarse en algunos alimentos, esta vitamina es producida por nuestro cuerpo gracias a la exposición a de la luz solar.

Si bien, no es sano permanecer por largos periodos bajo la luz del sol, sí es necesario tomar los llamados “baños de sol” que consisten en una exposición corta (no más de 15 minutos) a los rayos de la estrella que calienta nuestro planeta.

Durante estos días en los que permanecer en casa es una de las medidas más importantes para evitar el contagio de COVID-19, una alternativa puede ser obtener vitamina D a través de suplementos alimenticios, pues la deficiencia de la misma podría traer graves consecuencias para la salud, por ejemplo:

  • Síndromes de mala absorción como la Enfermedad de Cronh: se trata de un padecimiento intestinal que provoca inflamación crónica. Afecta el recubrimiento del tracto digestivo y podríaocasionar complicaciones mortales.
  • Enfermedades hepáticas: se aplica a muchas enfermedades que impiden que el hígado funcione o evitan que trabaje bien.
  • Obesidad mórbida: también conocida como obesidad tipo III, consiste en una enfermedad de tipo crónico que aparece en el momento en el que existe un exceso de tejido adiposo en el cuerpo que pone en riesgo la vida del paciente.

Como ves, la vitamina D está seriamente ligada a los procesos de absorción en nuestro cuerpo. Recuerda consultar a tu médico antes de tomar cualquier decisión sobre un suplemento alimenticio o para saber cuál es el tiempo y bajo qué condiciones debería exponerte al sol.

Fuente: Asofarma