Nuestro tiempo en casa es el mejor momento para adquirir nuevos hábitos que resulten benéficos para nuestra salud. Aunque hay muchas cosas que puedes hacer, estas son cuatro sencillas que te harán ver y sentir mejor:

1. Alimentos naturales

Implementa en tu dieta productos naturales, alimentos que no están envasados ni con conservadores. En caso de que sean envasados, procura que su formulación sea lo más natural posible. Esto va a generar una salud completa desde tu energía a tu metabolismo.

2. Hidratación

Los beneficios de una buena hidratación van desde transportar nutrientes, glucosa y oxígeno a todo el organismo, esto repercute en acelerar las funciones del cerebro, eliminar toxinas del organismo. Los beneficios más tangibles son la reducción del estrés, y aumento en los niveles de energía. Es recomendable tener agua a la mano para beber constantemente.

3. Actividad física

Es importante hacer ejercicio de 2 a 3 veces por semana. Si tienes una actividad física favorita, te será mucho más fácil realizarlo porque además disfrutarás hacerlo.

4. Nutrir emociones

Muchas veces olvidamos que nuestro interior también se tiene que consentir, alimentar y nutrir. Nuestro estado de ánimo influye en cómo nos alimentamos, sí comemos más carbohidratos o azúcares cuando tu estado de tensión es alto. Busca el equilibrio entre tus responsabilidades de trabajo, tu vida social y para ti. Puedes empezar con un libro, serie o película que disfrutes ¡Regálate tiempo a ti misma!