Ariana Grande acaba de demandar a la empresa de moda juvenil Forever 21, esto luego de que supuestamente se apropiaran de su imagen sin que hubiera un acuerdo previo.

Todo comenzó por que anteriormente la empresa y Grande se encontraban en negociaciones para que la cantante fuera la imagen de la marca, sin embargo no se llegó a un acuerdo satisfactorio y las negociaciones se rompieron de manera amistosa.

Posteriormente Forever 21 lanzó una campaña para promocionarse, sin embargo Ariana y sus abogados consideraron que ésta imitaba el concepto que la ex Nickelodeon presentó en su material discográfico “Thank u, next”.

La situación se agrava aún más, pues recientemente el corporativo anunció que ha intentado conseguir financiamiento sin éxito, por lo que pronto podría declararse en bancarrota.

TE PUEDE INTERESARFOREVER 21, AL BORDE DE LA BANCARROTA

De acuerdo con TMZ, la cadena de tiendas publicó al menos 30 imágenes y videos en los que se apropiaban, sin autorización, de la imagen de Grande; por su parte la cantante aseguró que Forever quiso dar una falsa percepción para hacer creer a las personas que sí se encontraban trabajando en conjunto, aprovechándose así de su imagen. Ahora, la interprete de «7 Rings» exige un pago de 10 millones de dólares.

Imagen difundida por TMZ