Tenemos que admitir que la piel de las mujeres asiáticas es casi perfecta, pues además de cuidarla con productos, existen tradiciones antiguas que son la clave para mantener un cuidado excepcional.

¿Te suena la baba de caracol o suero iluminador? Todos estos productos son importaciones asiáticas. Aquí te explicamos sus rituales de belleza paso a paso y reunimos sus mejores consejos para el cuidado de nuestra piel:

La doble limpieza

Sí, las coreanas se limpian la cara dos veces seguidas. Comienzan con un aceite facial o bálsamo limpiador y masajean cuatro minutos para remover el maquillaje y la suciedad. Los limpiadores de aceite son un paso esencial para todos los tipos de piel ya que eliminan restos a base de aceite como maquillaje y sebo. Luego se aplican una crema o leche limpiadora para retirar los residuos.Esta es la segunda parte de la limpieza doble, que es necesaria para limpiar a fondo tu piel al final del día. Los limpiadores espumosos eliminan los desechos a base de agua como el sudor y la suciedad. Para finalizar el ritual, se enjuagan con agua muy fría para cerrar los poros. Y por cierto, ¡no usan jabón! 

 

Exfoliación

Las expertas recomiendan usar dos veces a la semana un exfoliador para eliminar las células muertas de la piel que pueden hacer que la piel parezca carente de brillo, bloquea los poros y además evita la absorción de los ingredientes clave. Algunas también recurren a incorporar en su rutina cepillos de cerdas suaves para estimular la circulación, mantener la piel tonificada y libre de células muertas. Si lo haces, evita el área de lo ojos, pues es delicada.

Tonifican la piel

El siguiente paso en la rutina es el tónico, pero nunca uno que tenga alcohol, así mantienen balanceado el PH natural de la piel, mientras la suaviza, hidrata y prepara para absorber mejor las esencias y los sueros a seguir. Busca tónicos con manzanilla, rosas o agua micelar  para limpiar y clarificar. El clásico de las japonesas es el que ellas mismas preparan con arroz y se le conoce como uno de los secretos de las geishas.

Mascarillas

Las mascarillas que vienen en forma de máscaras son un favorito de la belleza coreana: ¡es una lámina saturada de ingredientes para la piel! Además es perfecta para todos los tipos de piel, ya que ofrecen un tratamiento profundamente hidratante y de antienvejecimiento, cuentan con ingredientes activos y pueden ser de vitamina C, baba de caracol o té verde. Lo ideal es alternar entre cada tipo para hidratar, aclarar, limpiar e iluminar la piel. 

Crema para los ojos

Aplica una crema liviana para los ojos desde del hueso de la ceja y el párpado hasta el ángulo interno al externo del ojo, pues aquí, la piel es más delgada y no hay glándulas sebáceas para producir aceites naturales, por lo que es importante mantener esta área hidratada y protegida durante todo el día. Esto está destinado a hidratar y proteger la piel alrededor de los ojos y así prevenir las arrugas, manchas y cualquier señal de cansancio.

Hidratante

Aplica una capa ligera de crema hidratante calmante sobre la piel para una hidratación duradera durante todo el día.

Protector solar

Según las coreanas, la aplicación del protector solar no debe reservarse para las vacaciones de verano, debemos proteger la piel a diario de los rayos UV para evitar el desarrollo de manchas oscuras, arrugas y líneas de expresión. ¡Incluso debemos protegernos de las pantallas y la luz artificial!

Dan palmaditas

Para aplicar sus cremas, comienzan desde el mentón y continúan hacia arriba. En lugar de frotar, dan palmadas para estimular la circulación y maximizar la absorción.

Masajean la piel

Para ellas todo radica en cómo aplican sus cremas. Los masajes faciales estimulan el sistema linfático, elimina toxinas y ayudan a la circulación haciendo que la piel se reafirme, se desinflame y mantenga sus rasgos.

Toallas heladas

Este es un método muy popular en Japón para reafirmar la piel y cerrar los poros después de limpiarla. Moja una toalla en agua helada con hielos. Ponla sobre la cara limpia antes de tu crema de noche. Cuando sientas que se calienta, vuelve a mojarla en agua fría, pero no la dejes por más de cinco minutos.

Agua de arroz

Una receta milenaria, considerada como el secreto de las geishas. Tiene propiedades astringentes ideales para controlar la grasa, es una excelente limpiadora (en lugar de tónico). Hidrata, humecta y blanquea la piel para que regrese a su tono natural.

Alimentación

La dieta de las japonesas es maravillosa, ya que comen mucho pescado, té verde, tofu, verduras y frutas. Para ellas, la alimentación está directamente relacionada con su piel.

 

La piel impecable, radiante y saludable es un signo de verdadera belleza en la cultura asiática. Por eso todo se reduce en lograr una piel saludable desde adentro hacia afuera. No se trata de eliminar sintomáticamente el acné o las líneas de expresión por medio de tratamientos o maquillaje.

 

Total
23
Shares