A todos nos pasa, las fiestas patrias en México son sinónimo de comida deliciosa, que si el pozole, los pambazos, tostadas, tacos, chiles y nogada y no se digan las bebidas, porque ¿cómo decir que no a un buen tequila? Simplemente no nos podemos resistir. Lo cierto es que no tiene nada de malo, todos nos merecemos consentirnos de vez en cuando.

 

La cuestión viene cuando es momento de regresar a nuestra dieta normal ¿Qué pasos seguir? Pues estos son algunos tips de VIME, cadena de clínicas especializadas en la pérdida de peso.

Muchas veces cometemos el error de mal pasarnos antes o después de las fiestas patrias, ya sea «para hacer espacio» o para liberarlo; pero con ello cometemos dos grandes errores: el primero es que se desprograma la dieta regular y el segundo es que entonces cuando sea momento de comer más probablemente nos de un atracón.

Lo que se recomienda es comer justo lo que tu cuerpo requiere, ni más ni menos, continúa con tu alimentación normal; Esto aplica para cualquier festividad.

Si comiste de más o algo fuera de tu plan ¡no te claves! y no saltes la siguiente comida, continúa normal con tu plan de alimentación e hidrátate.

“Comencemos por respondernos ¿Por qué nos sentimos culpables? ¿Las consecuencias son irreversibles?, si nuestro objetivo sólo es culpabilizarnos no lograremos entender qué fue lo que pasó y como solucionarlo, lo mejor es saber ¿Qué nos llevó a romper la dieta y qué pude hacer para evitarlo? Entendiendo lo que pasó lograrás tener más fuerza de voluntad y evitar que nos vuelva a pasar, por el contrario, si solo te quedas con la culpa perderás la confianza en lograr tu objetivo y desertarás de inmediato.”

Cambiar tu régimen alimenticio no es fácil, requiere de tiempo, esfuerzo y dedicación, para lograrlo acércate a un especialista que te acompañe y asesore en el proceso.