El objetivo de esta práctica es permitir que tu piel se tome un respiro y se restablezca. Aquí te decimos qué necesitas

¿Has escuchado hablar del skin fasting?  Se trata de una nueva tendencia que consiste en minimizar tu rutina de skin care. El objetivo es permitir que tu piel se tome un respiro y se restablezca, básicamente le das la oportunidad de desintoxicarse.

Hay que dejar bien claro que la idea no es abandonar tu rutina de cuidado de la piel, sino reducirla a lo más básico, pero ¿cómo? este proceso no es eterno, lo ideal es realizarlo dos veces al año durante una semana. Los productos que puedes incluir en tu rutina para estos días son:

  1. Limpiador: elige uno suave y gentil con tu piel. Nada de exfoliantes o peelings. Puedes optar por alguno que contenga vitamina E. recuerda que este paso es fundamental, mantener tu piel libre de impurezas es el primer paso para dejarla respirar.
  2. Hidratante: una vez limpia la piel, es importante hidratarla para nivelar su ph y mantenerla radiante. BUSca una crema o serum que se adapte a las necesidades de tu cutis. Recuerda que aunque tu cutis sea graso o mixto necesita hidratación, en este caso asegúrate de que lo que ocupes tenga base de agua preferentemente.
  3. Protector solar: obligatorio, no importa que estés todo el día en casa. Tu piel debe estar protegida de la luz de tu celular, computadora, cualquier otra pantalla o incluso la que entra de manera indirecta por tu ventana. Por supuesto el sol es bueno para la producción de vitamina D, pero no hay que abusar.

Existe la teoría de que cuando usamos productos para el cuidado de la piel instruimos a nuestra piel sobre qué hacer, y por tanto modificamos su ciclo natural de autorregulación. Por ejemplo, usar exfoliantes químicos, como el retinol, inducen a una renovación de células con mucha velocidad o el uso de aceites faciales que podrían darle la idea a la dermis de ser mas lazy y no producir el sebo necesario para la humectación.

La idea es que cuando retires el sistema de apoyo de tu piel a través del ayuno de productos, esta vuelva a tomar la iniciativa de lo que debe hacer naturalmente, mejorando su funcionamiento y restablecer nuestra piel a su naturalidad. Una vez que tu piel haya vuelto al ruedo, introduce lentamente tu rutina de siempre, este método te podría hacer notar que la absorción y beneficios de estos mejoraron radicalmente.

Fuente: The Body Shop