Pese a ser las especialidades del futuro y las más demandas por las empresas, las mujeres sólo representan el 19% de la fuerza laboral tecnológica mundial

La industria de la tecnología es hoy uno de los mercados y fuerzas laborales más grandes del mundo. Y, sin embargo, las mujeres aún no tienen suficiente presencia en este sector. De acuerdo con un reciente informe de Entelo, las mujeres constituyen sólo el 19% de la fuerza laboral tecnológica mundial en puestos de nivel inicial y medio.

Durante años e incluso ahora, la industria de la tecnología suele ser relacionada con los hombres, y es que en efecto, son ellos quienes más participación tienen en este campo.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), apuntan que a pesar de ser especialidades del futuro y las más demandas por las empresas, actualmente a nivel mundial solamente el 30% de las mujeres elige carreras Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés); estos datos son similares a nivel nacional.

Freno al empoderamiento femenino

Esta brecha se manifiesta a través de varios aspectos, que incluyen oportunidades de empleo, salarios, oportunidades de liderazgo, percepción en el lugar de trabajo, etc.

Pese a que según un informe de Catalyst, las mujeres representan casi la mitad (46.9%) de la población activa total, a partir de 2018, las mujeres ocupaban solo el 25% de todos los puestos de trabajo en la industria tecnológica. De acuerdo con Adeva IT. Lo que es peor, este número es más bajo que el porcentaje de trabajos tecnológicos ocupados por mujeres en la década de 1980.

Un motivo por el que las mujeres no escogen alguna carrera STEM se debe a que, desde temprana edad, las son educadas para desempeñar un rol de género, limitando el tipo de juegos y actividades, así como su comportamiento en general, lo que a futuro provoca que el género femenino comience a perder el interés por relacionarse en estas áreas.

De acuerdo con el International Labour Organization (ILO) la ocupación de mujeres en puestos relacionados con la ciencia, tecnología y matemáticas (STEM) es del 20%, según un estudio realizado en 69 países.

Se necesitan más modelos femeninos

Esta escasez de modelos femeninos a seguir en la industria de la tecnología también ayuda a reforzar la percepción de que las carreras en la industria de la tecnología generalmente no son para mujeres.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha señalado en diversas ocasiones que tener más personas trabajando en la ciencia como en la igualdad de género, son cruciales para el crecimiento sostenible de las economías mundiales.

 

Los aportes de la ciencia, la tecnología y la innovación han sido la clave para enfrentar los actuales desafíos durante la crisis sanitaria. De hecho las mujeres se encuentran al frente de la linea de batalla contra el COVID-19 como enfermeras, trabajadoras de limpieza, médicas y voluntarias.

En un momento como el que vivimos se vuelve fundamental impulsar a la población femenina para que estudie carreras en áreas como la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.