Grupo Posadas prevé suspender operaciones de 76 hoteles administrados empezando la semana del 23 de marzo, 17 hoteles la semana del 30 de marzo y probablemente 12 hoteles más para el 13 de abril, debido a la contingencia del coronavirus.

En este sentido, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), indicó que lo anterior implica un total 14 mil 955 habitaciones, que representan 49% del inventario administrado, derivando la clientela subsistente a los hoteles aún abiertos.

La compañía explicó que los hoteles franquiciados podrían tomar medidas similares, pero ello queda a decisión de sus propietarios.

La cadena informó al público inversionista que por esta pandemia a nivel comercial suspendió todas las inversiones y campañas de promoción, en espera a que se reinicie el ciclo económico.

Refirió que operativamente, los planes y acciones incluyen el acatamiento de la suspensión temporal de ciertas actividades dictadas por algunos gobiernos locales y otras medidas para suspender, contener o aplazar el gasto de los hoteles y corporativo, tales como gastos de renta, entre otros.

Además, ofrecer servicios limitados, eliminar la adquisición de insumos no esenciales, deshabilitar pisos o incluso el cierre temporal de operaciones al público de hoteles completos.

“La compañía también ha revisado sus planes de gastos de inversión y actualmente espera eliminar o diferir su pronóstico de gastos de capital en 2020, continuando el fondeo de remodelaciones en tránsito y gastos relacionados con la seguridad humana”.

Destacó que la máxima prioridad es la salud de sus huéspedes y colaboradores, seguida de una prioridad importante consistente en preservar la liquidez.

La compañía añadió que trabaja con proveedores y otros socios para preservar su capital de trabajo, o bien obtener fuentes de financiamiento adicionales.