Lagarde comentó que confía en que los cambios provocados por la crisis sirvan para prestar más atención a asuntos como el cambio climático o la igualdad de género

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), habló sobre los efectos de la crisis y cómo estos traerán una recuperación económica “gradual, secuencial y moderada” para todo el mundo, esto durante su intervención en el foro Northern Light.

De acuerdo con la ex directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía mundial ha superado el punto más bajo de la crisis, sin embargo, no descarta una segunda ola de contagios, lo que hará de la recuperación un proceso largo y complejo.

También anticipó una significativa caída del comerció a la que calificó como una “revancha de la proximidad sobre la movilidad”, generando un impacto directo sobre las prioridades y la productividad de todos los sectores.

En este sentido, según la encuesta Global Confidence Barometer, de Ernst and Young, el 54% de los ejecutivos cree que la recuperación económica tendrá un periodo lento de actividad hasta 2021. Empresas como Deloitte también han pronosticado que no se tratará de un periodo corto, sino que llevará meses; por lo menos siete a partir del momento que se levante el confinamiento.

Pese a ello, Legarde aplaudió la respuesta masiva ofrecida por bancos centrales, incluido el BCE, donde dijo se seguirá haciendo lo necesario de manera eficaz para cumplir su “mandato de estabilidad de precios”.

Además destacó que “por primera vez la política monetaria y la política fiscal han ido de la mano”. Finalmente comentó que confía que estos cambios sirvan para prestar más atención na asuntos como el cambio climático o la igualdad de las mujeres.