El 74% de las personas asegura que son felices por tener una mascota o la idea de tener una en su vida

Nuestras mascotas son un miembro más de nuestra familia. Nos acompañan en todo momento y nos brinda su amor puro e incondicional. Incluso hemos llegado a escuchar que nuestros compañeros pueden mejorar nuestro estado de ánimo, pero ¿es esto cierto? La respuesta es sí.

Por supuesto, la influencia que la presencia de tu mascota tenga sobre tu estado de ánimo, está ligada a que tan fuerte es tu vínculo con ella. De acuerdo con un estudio realizado en 20014 por Fundación Affinity, el 74% de las personas son felices por tener una mascota o la simple idea de tener una. Además, el 70% De los encuestados aseguro ser capaz de entender lo que sus mascotas tratan de decirles.

Lo cierto es que nuestros animales de compañía hacen mucho más por nosotros de lo que nos imaginamos. De acuerdo con Alejandra Carmona, CEO de Naturale Mascota, algunos de los beneficios de tener un perro o gato en casa son:

Adiós estrés

Está comprobado que vivir con mascotas en casa nos ayuda a liberar grandes cantidades de estrés y es que al permitirnos pasar un rato de diversión jugando con ellos, podemos olvidarnos de nuestros problemas y al mismo tiempo hacerlos felices.

Mejora la salud física

Jugar, correr, caminar y brincar con nuestros perros y gatos nos ayuda a mantenernos en excelente condición física al combatir el sedentarismo. Según Harvard Health Publications, las personas que tienen una mascota caminan 30 minutos más por semana que los que no tienen perros o gatos.

Nos dan felicidad

Convivir con nuestros pequeños amigos peludos nos permite liberar oxitocina, la cual es una hormona relacionada con la felicidad y seamos honestos, ¿quién nos es feliz de tan solo ver a su mascota sana y llena de amor?

Detección de enfermedades mentales

¿Sabías que nuestras mascotas, especialmente perros y gatos, son tan inteligentes que son capaces de detectar cambios de ánimo repentinos? Al existir un vínculo tan fuerte con sus humanos, los animales son capaces de detectar cambios importantes en nuestras emociones, de igual manera, está comprobado que su compañía ayuda a combatir la depresión y episodios de ansiedad.

Relación con niños

Tener a niños y mascotas bajo el mismo techo permite que ambos aprendan a socializar con el entorno, de igual manera ayuda a los niños a conocer los compromisos que conlleva tener una mascota y las habilidades necesarias para un cuidado responsable.

Ahora lo sabes, tu mascota es mucho más que solo un compañero, es un terapeuta, partner in crime”, entrenador personal, administrador de tiempo y liberador de estrés.

No olvides que, así como las mascotas cuidan de nuestro estado de ánimo, es nuestra responsabilidad encargarnos de su bienestar, consentirlo, cuidar de sus emociones y regresarles todo el amor que ellos nos dan.