La joven ambientalista Greta Thunberg llegó este viernes a Madrid, procedente de Lisboa, y se presentó por sorpresa a la sede de la 25ª Conferencia de las Partes (COP25) de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La presencia de la activista en la mayor cumbre climática, no se esperaba sino hasta la próxima semana, sin embargo, arribó por sorpresa en una “decisión espontánea”, señalaron fuentes cercanas a Thunberg, de 16 años.

Greta, fundadora del movimiento Friday For Future, llegó a bordo de un vehículo eléctrico, recorrió brevemente las instalaciones y se trasladó a la “zona azul”, la más oficial de la cita, donde se sumó a una sentada reinvindicativa de jóvenes activistas, formaron un círculo cogidos de las manos y corearon cantos y eslóganes a favor del ambiente.

La joven tiene previsto encabezar la Marcha por el Clima de miles de jóvenes.

“¡Logré colarme con éxito a Madrid esta mañana! No creo que nadie me haya visto… De todos modos, ¡es genial estar en España!”, escribió en su cuenta de la red social Twitter a su llegada.